Recetas

Chai Latte

Infusión Digestive

Earl Grey

English breakfast

Forest Fruit

Ginger Lemon

Manzanilla

Menta

Té rojo

Infusión Relax

Rooibos

Proponemos comer con té


Chai Latte

La importancia del Chai

La palabra «chai» significa «té» en muchas lenguas asiáticas y de Europa Oriental, pero en India es más específico, ya que la palabra «chai» o «Masala Chai» (Masala es mezcla), es un tipo de té, que se sirve con especias y leche.

En cualquier lugar de la india puedes degustar chai hecho al momento e incluso es una bebida que está muy por encima del café.

Al chai le acompaña una larga tradición en India. Su origen procede de la medicina ayurvedica.

En India esta bebida siempre se bebe con leche amparados en las enseñanzas del ayurveda que la considera no solo una bebida si no una comida y, mezclada con el chai, casi se le considera un plato.

La leche y las especias se acompañan de una manera extraordinaria haciendo una bebida muy aromática y consistente.

Bizcocho de té chai

    Ingredientes

  • 100 mililitros de leche
  • 220 mililitros de té chai cargado
  • 250 gramos de harina
  • 2 huevos
  • 2 yemas de huevo
  • 1 vainilla
  • 125 gramos de azúcar
  • 150 gramos de mantequilla
  • 1/2 cucharadita de canela molida
  • 1/2 cucharadita de cardamomo molido
  • 2 cucharaditas de levadura royal

    Cómo hacer bizcocho de té chai

  • Precalentamos el horno a 180º C durante 10 minutos.
  • Pasamos por el tamiz la harina y la mezclamos con la canela, la levadura y el cardamomo y reservamos.
  • En un bol batimos los huevos y las yemas de huevo y las mezclamos con el azúcar y la vainilla.
  • Añadimos la leche, el té chai y la mantequilla.
  • A esta mezcla vamos añadiendo la mezcla de harina y especias. Batimos hasta que tengamos una masa fina y sin grumos
  • Ponemos mantequilla en el molde, lo llenamos con la masa y lo ponemos en el horno hasta que veamos que este cuajado. Depende del molde que utilicéis el tiempo de cocción será de 30 a 45 minutos.
  • Lo puedes presentar con una mezcla de canela y azúcar glass espolvoreada por encima.

Infusión Digestive

Desde su origen, las infusiones han sido elaboradas para tratar ciertas dolencias.

Todavía hoy son muchos los defensores de estas prácticas, pues al contrario que los medicamentos, las infusiones son naturales, no tienen efectos secundarios y son muy beneficiosas para la salud a parte de tener sabores muy reconfortantes para la experiencia de sobremesa.

Y es la inquietud de buscar nuevas experiencias la que nos lleva a crear una infusión digestiva compuesta por cuatro ingredientes, manzanilla, anís, menta e hinojo con la intención de juntar las propiedades de varias plantas y ponerlas al servicio de tu bienestar.

Os explicamos a continuación los beneficios que ofrecen cada una de estas plantas por separado. Beneficios que al juntarlas se multiplicará por cuatro tu sensación de libertad desde tu estómago.

Manzanilla: La Manzanilla se usa para facilitar la digestión. Para molestias gastrointestinales como espasmos menores, flatulencia y vómito. Favorece la relajación y el bienestar físico y mental. Ayuda a curar la piel después de quemaduras o heridas infectadas.

Anís: Los preparados de Anís se utilizan en caso de trastornos digestivos, como espasmos gastrointestinales y flatulencias. También se usan para aliviar las irritaciones de la garganta y la faringe. Además, el anís se emplea como corrector del sabor y el olor. Masticar anís evita la halitosis.

Menta: La hoja de menta posee una acción espasmolítica directa sobre la musculatura lisa del tracto digestivo, también es colerética y carminativa. Estas acciones son debidas principalmente al aceite esencial, el cual ejerce también un efecto descongestionante nasal y expectorante, antirreumático y antibacteriano.

Hinojo: Los frutos del hinojo debido al aceite esencial, poseen una acción expectorante, antiséptica, espasmolítica y carminativa. Se emplean en el tratamiento de dispepsias, trastornos espásticos del tracto gastrointestinal, flatulencia y sensación de saciedad. También en catarros de las vías respiratorias superiores como fluidificante.

Esperamos que tu sensación de ligereza después de una comida se convierta en un placer diario para tu bienestar.

Earl Grey

El Earl Grey es una infusión que se obtiene por la combinación del té negro con aceite esencial de bergamota, y es uno de los blends más preciados de todo el mundo y también uno de los más populares.

Aromático, cítrico, algo potente y muy bueno para el desayuno, este té se dio a llamar Earl Grey, en honor a Charles Grey, un conde fanático de esta mezcla y uno de los primeros en popularizarla. Los británicos, poco a poco, lo han ido incorporando a su cultura y, hoy por hoy, es uno de los más populares.

Este tradicional té inglés es una de las opciones más fáciles de conseguir a lo largo y ancho del mundo por lo extenso de su fama.

Panacotta de Earl Grey

Uno de los postres más reconocidos en la cocina italiana es la panacotta y, estamos seguros, que has tenido la oportunidad de probar este sencillo y gustoso postre.

Hoy queremos que con esta receta sorprendas a tus invitados con un postre único, sofisticado y original, así que prepárate para que te feliciten.

    Ingredientes

  • 250 mililitros de nata líquida
  • 250 mililitros de leche
  • 50 gramos de azúcar
  • Cuatro bolsitas de Earl Grey de La Tetera Azul
  • 2 láminas de gelatina de sabor neutro

    Preparación

  • En primer lugar, ponemos las dos láminas de gelatina en un bol con 50 ml de leche y la reservamos.
  • En un cacito mezclamos la nata, lo que nos resta de leche y el azúcar y lo ponemos a fuego lento para calentarlo.
  • Cuando esté caliente, pero sin llegar a hervir ponemos las bolsitas de Earl Grey dejándolo 5 minutos removiendo continuamente.
  • El paso siguiente es sacar las bolsitas y cubrir el cazo con un film de cocina poniéndolo de nuevo al fuego mientras observamos como el plástico crece. Justo antes de que el plástico rompa retiramos el caso del fuego y dejamos reposar su contenido durante 3 minutos más o menos.
  • A continuación, vertemos la mezcla en el bol donde tenemos la gelatina en remojo con la leche y con una cuchara de madera removemos hasta que la gelatina quede completamente disuelta.
  • Ponemos en moldes, dejamos que se enfríe y la llevamos al frigorífico hasta que la sirvamos.
  • Son pasos muy sencillos y con un resultado muy satisfactorio.
  • Si el té Earl Grey ha deleitado a los paladares más exigentes desde el siglo XIX, este sabroso té Premium con toques cítricos causará sensación incorporado a tu panacotta en tu próxima comida familiar. ¡Cuéntanos que les ha parecido!

English breakfast

Generalmente, el proceso de fabricación del English Breakfast se da a partir de una mezcla de tés Assam y Ceilán, que lo hace ideal para digerir un desayuno pesado como el que consumen los ingleses.

También existen variantes que incorporan tés negros de la China, lo que hacen que las fragancias que despida sean mucho más suaves y cautivantes.

De todos modos, suele ser más bien de sabor robusto e ideal para beber con azúcar y un poco de leche. Así que, para tus desayunos, nada mejor entonces que recurrir a este English Breakfast.

Será el té ideal para empezar el día con los ojos bien abiertos y la mente despierta. Aunque por lo general, los bebedores del té English Breakfast lo beben a cualquier hora del día y es comúnmente servido con leche o con limón y azúcar.

Carpaccio de peras sobre gelée de té negro

Este es un postre muy fresco que hará que tus invitados se chupen los dedos ofreciéndoles una receta completamente diferente a como están acostumbrados comer la fruta.

Es sencilla y rápida de preparar.

    Ingredientes

  • 1 Pera grande y madura
  • 250 ml Agua
  • 30 gr Té negro
  • 1 rama de canela
  • 1 cáscara Naranja
  • 30 gr Azúcar moreno
  • 2 hojas Gelatina

    Pasos

  • Ponemos en remojo las dos hojas de gelatina en un bol con agua fría y reservamos. Calentamos los 250 ml de agua a unos 98 gc. e infusionamos dos bolsitas de English Breakfast de La Tetera Azul durante 5 minutos.
  • Una vez pasado este tiempo retiramos las bolsitas y añadimos la piel de la naranja y la canela y lo dejamos a fuego lento, no puede llegar a hervir, durante 20 minutos.
  • Retiramos la piel de naranja y la canela y añadimos a este caldo el azúcar y las dos hojas de gelatina mezclándola bien hasta que se disuelvan.
  • Es en este momento que pelamos la pera, podría valer cualquier fruta como manzana, mango, kiwi…, y le quitamos el corazón.
  • Cortamos la fruta en láminas, lo más finas posible, y las colocamos en un plato dándole forma de abanico poniendo sobre la fruta el caldo de té English Breakfast.
  • Dejamos enfriar y después ponemos en la nevera hasta la hora de servir.

Forest Fruit

No siempre tenemos porque tomarnos al pie de la letra el uso de las infusiones según necesidades o estación climatológica del año.

En invierno apetecen más las infusiones calentitas que en verano, eso está claro, pero no quiere decir que estas apetecibles bebidas no las podamos consumir también durante el buen tiempo y de varias formas.

Imaginaros esta riquísima infusión de frutos rojos muy fría. La explosión de sabores y de aroma también te acompañarán en frío y es una manera muy refrescante y sabrosa de combatir las altas temperaturas.

Es muy sencillo, solo tienes que seguir esta receta y disfrutar.

    Para hacer un litro de frutos del bosque:

  • 5 bolsitas de frutos rojos de La Tetera Azul
  • 1 litro de agua
  • 4 o 5 fresas
  • 4 o 5 frambuesas
  • Unas hojitas de menta

    Pasos a seguir

  • Pon en un hervidor un litro de agua y súbela hasta 100 grados centígrados. Vierte agua en una jarra de cristal y añádele 5 bolsitas de frutos rojos de La Tetera Azul.
  • Déjalo infusionar durante 5 minutos, retira las bolsitas y espera a que enfríe de manera natural.
  • Cuando esté bien frio déjalo en la nevera hasta que lo uses.
  • Cuando quieras utilizarlo prepara un bote Ball Mason poniéndole hielo (los hielos los puedes hacer en tu congelador con infusiones de lo que quieras) y las hojitas de menta. Añádele unos trocitos de fresas y de frambuesas y añade la infusión.
  • Decora con una rodaja de lima y una brocheta con fresa, frambuesa y trocitos de lima y a disfrutar!!

Ginger Lemon

Para hacer un litro de té helado:

  • 5 bolsas de té Ginger Lemon
  • 1 litro de agua
  • Un trocito de jengibre
  • La cáscara de una lima
  • Un puñado de hojas de menta,
  • El jugo de un limón,
  • Una rodaja de lima

    Cómo hacer Ginger Lemon

  • Pon en un hervidor un litro de agua y súbela hasta 100 grados centígrados. Vierte agua en una jarra de cristal y añádele 5 bolsitas de ginger lemon de La Tetera Azul.
  • Déjalo infusionar durante 5 minutos, retira las bolsitas y espera a que enfríe de manera natural.
  • Exprime el zumo de un limón, ralla un poco de jengibre, añádele la cascara de una lima y pon todo esto en la jarra mezclándolo con la infusión. Cuando esté bien frio déjalo en la nevera hasta que la uses.
  • Cuando te apetezca beberla prepara un bote Ball Mason poniendo hielo (los hielos los puedes hacer en tu congelador con infusiones de lo que quieras) y las hojitas de menta.

¡Decora con una rodaja de lima y a disfrutar!

Té verde

Recetas con té verde

Pinchitos de carne y té con hierbabuena de La Tetera Azul

Esta receta es ideal para hacer una barbacoa un domingo. ¡Que la disfrutéis!

    Para los pinchos:

  • 1 kg carne de ternera cortada en dados
  • 1 cebolla picada
  • Perejil picado
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 cucharada de sal pequeña
  • 2 cucharadas de comino pequeñas
  • 1 cucharada de pimienta negra pequeña
  • 1 cucharada de pimentón dulce pequeña
  • 1 cucharada de pimentón picante pequeñas

    Para el té

  • 1 bolsita por persona de té verde La Tetera Azul
  • Azúcar o edulcorante a gusto del consumidor
  • Hojas hierbabuena
  • 150 cl. de agua por taza de infusión

    Pasos

  • Para los pinchos, marinamos la carne en una mezcla que hacemos con la cebolla, el perejil, el aceite de oliva y las especias y la dejamos reposar al menos 1 hora.
  • Colocamos la carne en los pinchos y la cocinamos a la brasa. También se puede hacer a la plancha.
  • Para el té, ponemos el té en la tetera y añadimos agua a unos 80-90 g. durante unos 3 minutos. Añadimos el azúcar y la hierbabuena. También se puede servir sin azúcar y que cada comensal se eche en su propio vaso.

Arroz al té verde para guarnición

¿Estas harto de acompañar tus paltos con los mismos productos? ¿Quieres algo más que el típico arroz blanco cocido?

Sorprende a tus invitados con un plato, en el que añadas como guarnición, un arroz al té verde.

Esta es la manera de preparar un acompañamiento clásico, pero con una vuelta más de tuerca para sorprender a tus amigos.

Ideal para un guiso de magro de cerdo, pollo con peras, ternera con brócoli, pescado hervido, pescado con crema de nata, caza estofada o escabechada.

    Ingredientes:

  • Dos tazas de arroz
  • Un litro de té verde
  • Aceite de oliva
  • Sal, pimienta, albahaca, tomillo, perejil…
  • Queso curado

    Preparación

  • Para preparar el té verde por en una jarra un litro de agua a 80 grados centígrados y añade 5 bolsitas de té verde de La Tetera Azul durante 4 minutos. Resérvalo.
  • A continuación, pon un poco de aceite de oliva en una cazuela y sofríe durante un par de minutos los granos de arroz moviéndolos continuamente.
  • Una vez rehogado el arroz añade el té verde a la cazuela y dejar a fuego lento. Tapamos la cazuela moderado haga el resto. No olvides tapar la cacerola y recuerda vigilar cómo va la cocción. Cuando esté prácticamente cocido el arroz apaga el fuego y dale los cinco minutos de gracia.
  • Para finalizar lo podemos condimentar con un poco de sal, pimienta, aceite de oliva y el tomillo, un poco de perejil y unas hojas de albahaca.
  • Añadir al plato que vaya a acompañar y rallarle un poco de queso curado por encima.

Manzanilla

Sin lugar a dudas la manzanilla puede considerarse la más popular de las plantas medicinales. Las diversas propiedades que posee hace que todos hayamos tomado en alguna ocasión una infusión de esta famosa planta para combatir ciertas dolencias o malestares digestivos.

Según las monografías de la OMS, ESCOP y Comisión Europea la manzanilla es usada en el tratamiento de trastornos digestivos, espasmos gastrointestinales leves, flatulencia y náuseas.

Posee acción digestiva, debido a los diferentes principios activos de la planta.

También se emplea como sedante suave en casos de ansiedad e insomnio y, externamente es conocido su uso como antiséptico en lavados oculares y forma parte de diversos champús por su capacidad para aclarar el cabello.

¿Sabías que uno de los nombres científicos de la manzanilla es Matricaria chamomilla? Chamomilla es la traducción griega de “manzana de tierra” aludiendo al olor del botón floral de esta planta.

Menta

La menta, muy apreciada por su refrescante aroma, es considerada dentro de las plantas medicinales como la sal en la cocina, se combina con casi todo. Es bastante utilizada en el arte culinario, en la industria de productos bucales y en la industria alimentaria en general.

Muchas son las propiedades medicinales de la menta. En el aspecto físico actúa como descongestionante, digestivo y refrescante. Está indicada para ayudar y facilitar las digestiones.

Elimina los gases y flatulencias, alivia la acidez estomacal y disminuye los dolores y náuseas.

Su fuerte aroma ha conseguido que se use popularmente como descongestivo nasal y mucolítico; despeja las vías respiratorias, por lo que resulta adecuada para los resfriados y problemas pulmonares.

Té rojo

El té rojo es una variedad de té con una gran tradición procesándose y consumiéndose desde hace siglos.

En cualquier lugar de la india puedes degustar chai hecho al momento e incluso es una bebida que está muy por encima del café.

Lo que en español conocemos como té rojo en ingles se denomina dark tea y en chino Hei Cha, cuya traducción seria té oscuro. Lo que en occidente se conoce como black tea o té negro, en China se le conoce como té rojo. Por tanto, nos referiremos aquí al té rojo en español, dark tea en inglés y Hei Cha en chino.

Otro nombre que no se le puede dar a todos los tés rojos es Pu Erh. Claro que el Pu Erh es un té rojo, el más famoso sin ninguna duda, pero esto es solo una variedad entre otras, como el Liu Bao.

Las primeras noticias de recolección y procesado de té rojo datan de la dinastía Tang, que se desarrolló en China desde el siglo VII hasta el X convirtiéndose esta variedad en el té de los emperadores, ya que esta bebida solamente la consumían la nobleza hasta el siglo XIV que el té rojo dio un salto más allá de la nobleza y su consumo se empezó a generalizar.

En Yunan, al sur de China, es donde se produce la mayor parte del té rojo, concretamente en la región de Pu Erh.

El té rojo en su elaboración experimenta un proceso de fermentación que le otorga su característico color rojizo.

La fermentación se produce en barricas de bambú, dentro de las cuales se depositan bolas de hojas de Camelia Sinensis. Este proceso es largo y puede durar de 2 a 60 años. El tiempo lo estima el productor guardando el secreto de las técnicas que utiliza..

Para preparar una buena taza de té rojo, lo aconsejable es llevar al agua a punto de hervir y dejar infusionar aproximadamente 5 minutos antes de servir.

Otra forma de beber el té rojo es frio. La preparación se hace igual, unos 2 gramos de té por cada 150/200 ml. de agua y, antes de refrigerar, se deja enfriar para posteriormente servirlo con hielo.

Al té rojo frio se le puede complementar con varias cosas como frutas, menta, hierbabuena, especias, etc.

El té rojo frío admite gran cantidad de ingredientes como acompañamiento, ya sea fruta en trocitos o en batido, especias exóticas u hojitas de menta, por citar algunos ejemplos.

Si lo que quieres es comer con té, esta bebida maridará bien con carnes grasas, hongos, quesos curados de oveja y postres cítricos.

Infusión Relax

De una selecta combinación de plantas, conocidas por sus propiedades naturales, nace esta delicada infusión preparada para tu bienestar.

El matrimonio de la melisa y el rooibos hacen una combinación sorprendente enlazando el delicado aroma de limón con la elegante dulzura del rooibos.

Uno por uno tienen tantas cosas que contar como propiedades y el complemento de los dos lo tienes que descubrir a través de una infusión de La Tetera Azul.

A continuación, te contamos más sobre estas dos plantas.

En griego Melisa significa “abeja de miel”, ya que atrae a las abejas por su aroma tan exquisito a limón. Y es que la parte herbácea de la planta cuando es machacada desprende una intensa fragancia a limón.

La Melisa es una planta delicada que crece en climas templados ya que no soporta las fuertes heladas.

Entre sus usos medicinales es muy conocida como tranquilizante natural. Según ESCOP, la melisa está indicada en caso de tensión, inquietud e irritabilidad, así como tratamiento de trastornos digestivos.

Es un ideal remedio para los trastornos del sueño de origen nervioso y en alteraciones funcionales gastrointestinales.

En su uso externo es empleado como antiséptico y cicatrizante (en el tratamiento del herpes labial) y famoso es también su aceite esencial que se aprovecha en perfumería y aromaterapia.

La otra parte de esta unión es el rooibos, al que podemos considerar como la gran desconocida las plantas medicinales hasta hace bien poco, pero no por ello hay que desestimar el poder de sus propiedades. El rooibos es un arbusto sudafricano cuyo nombre significa arbusto rojo. También se le conoce como té rooibos, que no debe confundirse con el té rojo pu-ehr, pues el rooibos es una planta diferente a la del té.

Una de las grandes virtudes del rooibos es que no contiene cafeína, al contrario que el té, por lo que no es excitante sino tranquilizante. Frente al amargor del té el rooibos tiene sabor.

Uno de sus efectos más significativos es su acción tranquilizante, lo que convierte al rooibos en un relajante ideal en caso de insomnio o nerviosismo.

Entre sus múltiples propiedades también destacamos su uso popular en trastornos digestivos e intestinales; posee efectos beneficiosos ante la diarrea, el estreñimiento, la gastritis, los vómitos o las náuseas. Conocido es también su poder antioxidante muy eficaz contra los radicales libres, que son los principales responsables del envejecimiento.

Rooibos

Podemos considerar el rooibos como la gran desconocida las plantas medicinales hasta hace bien poco, pero no por ello hay que desestimar el poder de sus propiedades. El rooibos es un arbusto sudafricano cuyo nombre significa arbusto rojo. También se le conoce como té rooibos, que no debe confundirse con el té rojo pu-ehr, pues el rooibos es una planta diferente a la del té.

Una de las grandes virtudes del rooibos es que no contiene cafeína, al contrario que el té, por lo que no es excitante sino tranquilizante. Frente al amargor del té el rooibos tiene sabor.

Uno de sus efectos más significativos es su acción tranquilizante, lo que convierte al rooibos en un relajante ideal en caso de insomnio o nerviosismo.

Entre sus múltiples propiedades también destacamos su uso popular en trastornos digestivos e intestinales; posee efectos beneficiosos ante la diarrea, el estreñimiento, la gastritis, los vómitos o las náuseas. Conocido es también su poder antioxidante muy eficaz contra los radicales libres, que son los principales responsables del envejecimiento.

Galletas de rooibos de La Tetera Azul

Llega el té de las cinco y una buen amanera de aportar un extra de sabor son las galletas caseras.

    Ingredientes

  • 115g de mantequilla en pomada
  • 25g de azúcar glas
  • 25g de canela en polvo
  • 110g de harina
  • 60g de maicena
  • Ralladura de 1/2 limón
  • Ralladura de 1/2 naranja
  • 1 cucharada sopera de té rooibos molido(8g)
  • Una pizca de sal

    Pasos

  • Ponemos el té en un molinillo y lo molemos todo lo más fino que podamos, casi hasta conseguir que sea polvo y lo reservamos.
  • Con una batidora de varillas batimos la mantequilla y el azúcar hasta que esté esponjosa. A continuación, añadimos la ralladura de limón, la ralladura de naranja, la pizca de sal y el rooibos y lo mezclamos todo bien
  • A parte y utilizando un bol tamizamos la maicena y la harina y añadimos la mantequilla amasando hasta conseguir una masa del todo homogénea.
  • Dejamos reposar unos minutos y, haciendo una bola de esa masa, la extendemos con un rodillo hasta conseguir medio centímetro de grosor aproximadamente.
  • Preparamos una bandeja de horno con papel vegetal en la que pondremos la masa cortada con un cortapastas utilizando formas diferentes. Las dejamos 20 minutos en el congelador y 20 minutos más en la nevera
  • Mientras están enfriando en la nevera precalentamos el horno a 170º. Metemos la bandeja y las horneamos durante 15 minutos hasta que estén con aspecto dorado de galletas hechas.
  • Cuando las saquemos del horno las dejamos enfriar y mientras tanto mezclamos el azúcar glas con la canela y, aun templadas, las espolvoreamos con esa mezcla y las dejamos enfriar completamente.

Proponemos comer con té

La mayoría de las personas acompaña sus comidas con agua, gaseosas, zumos comerciales o bebidas con alcohol.

Pero estas bebidas suelen tener sustancias poco saludables como para que sean consumidas diariamente.

Para poder tener una dieta más sana se pueden utilizar otro tipo de bebidas mas saludables, como las infusiones.

Las infusiones ideales para el almuerzo o cena:

  • rooibos
  • té verde solo o con menta
  • té blanco
  • té Oolong
  • manzanilla
  • infusión de anís
  • té negro
  • té rojo

Las infusiones se pueden tomar frías o calientes ya que de ambas formas son ricas y saludables.

Es muy recomendable consumir bebidas saludables, en especial las infusiones, tanto en el almuerzo como en la cena que son las comidas principales.

En occidente no es común consumir infusiones de hierbas como es en oriente, pero es una costumbre muy sana.

Algunas ventajas de consumir infusiones sanas en las comidas en forma diaria:

  • mejoran la digestión
  • son muy sanas
  • calman la sed
  • favorecen la hidratación del cuerpo
  • no aportan calorías por lo que se puede beber todo lo que se desee